Publicidad

miércoles, 30 de marzo de 2011

El Rey Moham

El Rey Moham.
Había una vez, en un pequeño pueblo llamado Ciudad de Manhared, un hombre llamado Moham, de aspecto robusto, de unos cuarenta años y que solía ir vestido con ropas humildes. Un día, con su hermano Mahoma se fue al mercado moro y se encontró un décimo de lotería con el número 666. Prometió compartirlo con su hermano, pues él era el que lo había visto, y resultó que el día siguiente decían el número ganador. Resultó que ese número que Moham y Mahoma se encontraron era el número ganador. Como prometieron compartir el premio si les tocaba cada uno se llevó la mitad. Como a Mahoma le gustaban mucho las fiestas y los juegos, se lo gastó todo a la primera semana. Moham no le dió nada a su hermano porque a él no le gustaba nada su comportamiento. Su hermano, harto de suplicarle decidió buscar un trabajo para ganar algo de dinero y poder vivir. Como eran épocas de crisis, no encontró nada. Moham decidió ser compasivo y contrató a su hermano para que fuera su criado. Mahoma aceptó porque era lo único que encontraría y Moham dijo que le pagaría 32 salames al día, que equivalen a 68 euros. Además le daría cobijo y comida. Moham vivía como un rey. A esto se debe que se le conozca como el Rey Moham.

FIN

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe aquí tu comentario, es bienvenido.